miércoles, 1 de julio de 2009

Cativa.

Vivo en una caja

oscura.

Sé que en mí hay

destellos,

chispas que queman la piel

y quieren salir,



y aún no encuentro el modo

para dejarme ser

sin miedo a ser.



Vivo en una caja de laterales húmedos,

mojados de tantas ganas

y de tanta tinta.



Busco,

pero no encuentro

una grieta áspera y rocosa

que me aleje de tu boca.



Siempre danzando

etérea ante tus ojos,

sin poder ser

sin tu mirada

construyéndome un delirio.

3 comentarios:

  1. Rastrear las grietas en la sonrisa que dejamos de morder. Siempre bailando, siempre.

    Saluditos.

    ResponderEliminar
  2. quién serás q te escondes tras esa puerta...

    ResponderEliminar