domingo, 14 de julio de 2013

Confine...

Necesito otro idioma para decir tu nombre, 
una lengua susurrante y rígida, 
tan lejos de tus frías manos, 
una lengua que es frontera, que me limita.

Necesito millones de pasos para andarte cerca, 
escaleras para trepar tus muros, 
cruzar todas tus barreras, saltar todos tus alambrados, 
altos, sostenidos, ciertos...

Necesito tu voz dándome peso, 
tus ojos invitándome al abismo, 
un pasaporte para entrar en tu alma, 
un permiso para quedarme residente...

Otra lengua que me atraviese
y me llene de vos. 


2 comentarios:

  1. sí, esos amores de frontera, imposibles... gracias por pasar a leer. grazie o hvala!

    ResponderEliminar